Este año 2019 ha sido un año de cambios y mudanzas, (dos en tal sólo seis meses), pero por suerte la cosa ya ha empezado a estabilizarse, y salvo algunos flecos, casi, casi, que está todo controlado. Espero pronto volver a entrar en rutina y recuperar mi actividad en las redes sociales y, por supuesto, en la escritura. Como sabéis, a veces la realidad se impone a la ficción y es necesario aparcar los sueños momentáneamente, pero tan sólo por un tiempo, porque sin ellos se hace difícil vivir. Por eso espero volver pronto a las letras y seguir creando historias que lleguen al alma de algún lector.
Os aseguro que trabajaré en ello.
Desde el fondo de mi corazón: os deseo el mejor 2020 a todos.
Que se cumplan todos vuestros anhelos.
Un beso grande.


Comentarios

Entradas populares