viernes, 8 de enero de 2016

¿Cuánto tarda en contestar una editorial?

¡Hola a todos! Aprovecho para felicitaros el 2016 con un poco de retraso y de paso traeros una nueva entrada de mis luces y sombras particulares.

Recordemos que la última vez estuvimos hablando de la famosa Propuesta Editorial, pues bien, una vez que la hemos enviado ¿qué es lo que ocurre? Pues que tendremos que esperar a que un editor nos conteste y de eso hablaremos en esta nueva entrada que os traigo hoy, y la cual he escrito basándome únicamente en mi experiencia personal y en cómo la viví.

¿Cuánto tarda en contestar una editorial?

Buena pregunta…

Me remito nuevamente al viejo refrán que reza: “cada maestro tiene su librillo” y en el caso de las editoriales funciona exactamente igual.
Cada una tiene su norma y las hay que informan del tiempo de espera en su web, pero por lo general suelen tardar de uno a tres meses para contestar a una propuesta editorial (algunas no responderán nunca), y de tres a seis meses o incluso más para valorar un manuscrito.




En mi caso os diré que cuando terminé “Desde el tragaluz” hice una lista de editoriales en las que pensé que encajaría mi novela, envié mi carta de presentación y tras ser aceptada, les envié mi propuesta editorial. En menos de tres meses me contestaron dos solicitándome el manuscrito, en una de ellas el plazo que me dieron fue de no menos de seis meses y en la otra (se me cae el alma al suelo cada vez que me acuerdo) fue nada menos que de ¡once meses de espera! Aquello fue como un mazazo, vale que este mundo es lento y hay que ser pacientes ¿pero un año de mi vida? ¿Sin garantías? ¿Para obtener posiblemente un no? ¡Que no somos eternos, por favor! 





Fue por eso que (aunque les envié el manuscrito sin muchas esperanzas) decidí optar por la autoedición. Después de todo un año de arduo trabajo dándole forma a una idea, luchando por hacerla realidad, ahora que me había decidido no me apetecía para nada dejarla en un cajón por seis, ocho u once meses más, ¿y si me contestaban que no, qué? Deseaba llegar a muchos lectores y dar a conocer mi historia, me sentía motivada para continuar, pero tras once meses de espera quién sabe a dónde habría ido a parar toda esa energía. Eso sin contar que si las cosas eran así, cada vez que deseara escribir y publicar algo habría de pasar por el mismo proceso de espera interminable y sin garantías. Ésa fue la razón por la que me decidí a salir adelante sola, no sé si los que aún estén valorando mi manuscrito les seguirá interesando o simplemente lo desecharán por ya no ser una novela inédita, pero siento que opté por la vía correcta, he conseguido mucho en este tiempo, buen posicionamiento en Amazon, reseñas positivas, amigos y apoyo en las redes sociales y sobre todo lectores, los suficientes como para posicionar a “Desde el tragaluz” entre los cien más vendidos en sus categorías. No sé, quizás habría conseguido mucho más de la mano de una editorial, pero eso habría ocurrido mucho tiempo después y yo ya no estaba dispuesta a esperar tanto.